¿Qué necesito saber antes de vender mi estanco?

By diciembre 3, 2018Vender estanco

Para comenzar, debo pensar por qué quiero vender mi estanco y qué objetivo persigo con la venta. Identificar el motivo de la venta es un paso muy importante, ya que va a determinar la estrategia de negociación, el precio de venta y los plazos del proceso de traspaso del estanco.

Por otra parte, está el objetivo que se busca con el traspaso del estanco. Si la intención es únicamente venderlo para obtener una jugosa jubilación, las negociaciones pueden tomar un camino diferente que si, por ejemplo, lo que se busca es traspasar la expendeduría para poder adquirir una más grande u otro tipo de negocio

Sobre los motivos para vender mi estanco caben destacar tres:

– Jubilación: Es la última etapa como propietario de un estanco y quieres venderlo para obtener uno ingresos de cara a tu nueva condición. Dentro de este motivo es fundamental diferenciar si se tiene un transmisor directo, por ejemplo, un familiar, o si se quiere traspasar a un comprador desconocido. Este detalle fundamentará el precio del traspaso, así como algunos de los trámites.
– Necesito liquidez. Si, por ejemplo, existe interés en embarcarse en otro negocio o simplemente se necesita ganar liquidez de manera urgente, la venta de un estanco se puede tramitar de una manera más o menos rápida. En este caso el factor tiempo va a ser crucial a la hora de vender el estanco, por lo que también hay que recordar, que se debe ir con premura, pero sin aceptar un trato que sea muy inferior al valor real del estanco.
– La facturación compromete la viabilidad del estanco. Esta es una de las peores situaciones que se pueden dar. Si la facturación no acompaña al negocio, cada minuto que pasa se convierte en pérdida de dinero. En estos casos lo más aconsejable es encontrar un acuerdo los suficientemente pronto para cerrar esta hemorragia económica. Asimismo, es muy posible que el precio de venta sea inferior al estimado en un primer momento.

¿Qué debo tener en cuenta antes de vender mi estanco?

¿Lo puedo traspasar libremente? Si la concesión administrativa es anterior al año 2005 no existe ningún impedimento. Únicamente se deber presentar la documentación adecuada para hacerlo sin problemas. Si se ha adquirido tu concesión después del año citado se tendrá que consultar los años de vigencia restantes para poder realizar el nuevo traspaso.

¿Qué requisitos debo cumplir? El Comisionado no autorizará en principio la transmisión si tiene conocimiento de deudas pendientes sujetas a embargos administrativos o/y judiciales. Exceptuando esto, el traspaso es libre y a la hora de hacerlo sólo será necesario rellenar una solicitud, pidiendo al comprador una serie de documentos relacionados con la compraventa.

¿Puedo vender mi estanco a una sociedad? No, bajo ningún concepto. La persona que compre el estanco debe ser siempre una persona física y que esté al tanto de todas sus obligaciones fiscales como hemos citado en el punto anterior.

¿Tengo que pagar IVA con esta operación? No, estás exento de pagar este impuesto, ya que según indica la ley, si se traspasa parte o todo el negocio, siempre y cuando constituya en sí mismo una unidad económica autónoma capaz de desarrollar una actividad económica por sus propios medios, dicha operación no está sujeta a IVA. En cambio, sí está sujeta a IVA, si se transmite el negocio por un lado y el fondo de comercio en otra operación (bienes, maquinaria, etc.) Asimismo, si se transfieren vehículos, dentro de esta operación no global, quedarán gravados por el ITP.

¿Cuánto tarda el Comisionado en autorizar el traspaso mi estanco? No existe un plazo fijo determinado por defecto. Esta operación puede tardar alrededor de tres meses si toda la documentación es correcta y si no existe alguna traba de última hora.

¿Qué hago si el local donde está el estanco es de mi propiedad? Se puede vender junto con el traspaso global o también alquilarlo al nuevo propietario. Lo más recomendable es alquilarlo para obtener unos ingresos extra todos los meses y, posteriormente venderlo a un precio adecuado.

¿Qué impuestos debo pagar por la vender mi estanco o donarlo? Cuando el titular de un estanco vende o dona su negocio, se considera que su patrimonio se ha visto modificado, por lo que se genera una ganancia patrimonial. Esta situación es muy fácil de identificar: se trata de establecer la diferencia entre el valor de adquisición y el valor transmisión de la expendeduría. Si en este caso, la resta tiene un resultado positivo habrá que tributar la venta a un tipo máximo del 23% (en función de las reformas fiscales que se apliquen ese mismo año).

TASA GRATIS TU ESTANCO EN ESTE ENLACE

Hay que tener en cuenta que tanto al valor de origen como el del traspaso, hay que descontarle los gastos derivados de la adquisición y transmisión, así como las amortizaciones fiscales aplicadas al valor de compra. También se incluyen las modificaciones o inversiones realizadas en el establecimiento, ya que estas incrementan el valor de la adquisición y, por otro lado, reducen el resultado de la ganancia patrimonial.

Ejemplo práctico:

Calcula el valor contable o de adquisición:
– Valor de adquisición – Amortizaciones + Inversiones Realizadas

Para calcular el incremento patrimonial se sigue esta fórmula:
– Valor de adquisición – Precio de transmisión – los gastos derivados de este proceso.
– Al resultado obtenido, en caso de ser positivo, se le aplica un tipo máximo del 23%.

¿En caso de donar mi estanco también tengo que asumir el impuesto por incremento patrimonial?

Sí ya que, al no haber venta, el valor de la transmisión que se utiliza para estimar el cálculo del incremento patrimonial es el que establece el impuesto de donaciones menos los gastos asumidos por el donante de la expendeduría. De este modo, el valor de adquisición se va a calcular de la misma manera que en el ejemplo indicado anteriormente.

De la resta, la ganancia obtenida se somete a los tipos aplicables en la Tabla de la Base imponible del ahorro. En este caso se aplica un 19% para cantidades hasta 6.000 euros, el 21% para un tramo entre 6.000 y 50.000, y el 23% para aquellas ganancias que superen los 50.000 euros.

¿Me puedo acoger a beneficios fiscales en caso de donación?

Desde luego, siempre y cuando, el donante deje de ejercer su labor y de obtener remuneraciones por el estanco, que el año anterior al menos el 50% de sus ingresos en el IRPF provengan de la actividad en la expendeduría. Por otro lado, es de obligado cumplimiento que el hijo farmacéutico, familiar, cónyuge, ascendentes o colaterales hasta tercer grado, ya sea por consanguinidad o afinidad, mantengan el negocio durante 10 años.

Llámanos al 913 56 63 88