Obligaciones fiscales que genera el traspaso de un estanco

By diciembre 26, 2018Vender estanco

A la hora de afrontar una operación de este tipo, ya sea tanto una compra como una venta, es necesario tener en cuenta las obligaciones fiscales que genera el traspaso de un estanco. Asimismo, es muy importante conocer las obligaciones fiscales, porque en el caso de los vendedores puede generar un incremento patrimonial, y en el de los compradores, costes adicionales que van a requerir de una previsión para no tener sustos durante el traspaso.

¿Qué requisitos necesita cumplir el comprador de un estanco?

Antes de comenzar, es necesario identificar los requisitos con los que debe cumplir el comprador de una licencia de estanco. El Comisionado va a exigir al comprador, una declaración que demuestre estar al corriente en las obligaciones tributarias y de la Seguridad Social, así como un certificado de penales, empadronamiento, etc. Es imprescindible también, contar con un local local, ya sea propio o con un contrato de alquiler de al menos cinco años.

También hay que considerar que la licencia se concede para 25 años y genera un impuesto fijo que se debe abonar al Comisionado para el Mercado de Tabacos. Este se aplica en función de la población donde esté ubicada la expendeduría y de sus ingresos brutos:

– Un pago de 240,20€ para más de 100.000 habitantes y capitales de provincia

– Un pago de 180,30€, entre 10.000 y 100.000 habitantes.

– Un pago de 120,20€ para poblaciones de hasta 10.000 habitantes.

Obligaciones fiscales para el comprador de un estanco

La persona interesada en comprar un estanco deberá tener en consideración dos impuestos: IVA e ITP. El primero de ellos se encuentra dentro de los denominados impuestos de tipo indirecto que van a surgir en una operación de traspaso de negocio. De especial interés es consultar el Artículo 7 de la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido, donde se indican los casos de las operaciones no sujetas al impuesta.

En dicho artículo se contempla que, si se traspasa parte o todo el negocio, siempre y cuando constituya en sí mismo una unidad económica autónoma capaz de desarrollar una actividad económica por sus propios medios, dicha operación no está sujeta a IVA. En cambio, sí está sujeta a IVA, si transmitimos el negocio por un lado y el fondo de comercio en otra operación (bienes, maquinaria, etc.) Asimismo, si se transfieren vehículos dentro de esta operación no global, quedarán gravados por el ITP.

Por otro lado, el comprador debe tener en cuenta el ITP (Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales Onerosas). En el caso de que el negocio que vayamos a comprar incluya un inmueble, deberemos pagar este impuesto, atendiendo a la normativa reguladora existente en cada comunidad autónoma.

Obligaciones fiscales para el vendedor de un estanco

Cuando el titular de un estanco vende o dona su negocio, se considera que su patrimonio se ha visto modificado, por lo que se genera una ganancia patrimonial. Esta situación es muy fácil de identificar: se trata de establecer la diferencia entre el valor de adquisición y el valor transmisión del estanco. Si en este caso, la resta tiene un resultado positivo habrá que tributar la venta a un tipo máximo del 23% (tipo que varía en función de las reformas fiscales de cada ejercicio).

Hay que tener en cuenta que tanto al valor de origen como el del traspaso, hay que descontarle los gastos derivados de la adquisición y transmisión, así como las amortizaciones fiscales aplicadas al valor de compra. También se incluyen las modificaciones o inversiones realizadas en el estanco, ya que estas incrementan el valor de la adquisición y, por otro lado, reducen el resultado de la ganancia patrimonial.

Ejemplo práctico:Calcula el valor contable o de adquisición:

– Valor de adquisición – Amortizaciones + Inversiones Realizadas

Para calcular el incremento patrimonial se sigue esta fórmula:

– Valor de adquisición – Precio de transmisión – los gastos derivados de este proceso.

– Al resultado obtenido, en caso de ser positivo, se le aplica un tipo máximo del 23%.

¿En caso de donar el estanco también tengo que asumir el impuesto por incremento patrimonial?

Sí ya que, al no haber venta, el valor de la transmisión que se utiliza para estimar el cálculo del incremento patrimonial es el que establece el impuesto de donaciones, menos los gastos asumidos por el donante de la administración. De este modo, el valor de adquisición se va a calcular de la misma manera que en el ejemplo indicado anteriormente.

La diferencia que es la ganancia obtenida se somete a los tipos aplicables en la Tabla de la Base imponible del ahorro. En este caso se aplica un 19% para cantidades hasta 6.000 euros, el 21% para un tramo entre 6.000 y 50.000, y el 23% para aquellas ganancias que superen los 50.000 euros.

¿Me puedo acoger a beneficios fiscales en caso de donación?

Desde luego, siempre y cuando, el donante tenga 65 años o más o esté en situación de incapacidad en grado de absoluta o gran invalidez, deje de ejercer su labor y de obtener remuneraciones por el estanco, que el año anterior al menos el 50% de sus ingresos en el IRPF provengan de la actividad del estanco. Por otro lado, es de obligado cumplimiento que el hijo, familiar, cónyuge, ascendentes o colaterales hasta tercer grado, ya sea por consanguinidad o afinidad, mantengan el negocio durante 10 años.

 

 

 

 

 

 

 

 

Hedilla Abogados

Author Hedilla Abogados

More posts by Hedilla Abogados

Leave a Reply

Llámanos al 913 56 63 88