NOTICIAS DE ESTANCOS

Hoja o labor de tabaco ¿esa es la cuestión?

By | Asesoría legal para estancos | No Comments

Sentencia Tribunal Supremo, Sala de lo Penal, de 26/2/19. A cuento de la reciente sentencia de la Sala Segunda del Tribunal Supremo, relativa a su revocación de otra, en instancia inferior, que condenaba a un empresario a tres años de cárcel, así como al pago de una multa de más de trescientos millones de euros, y también a la correspondiente responsabilidad civil, por un delito de contrabando. A cuenta de ello, repito, se han iniciado varias polémicas en el mundo jurídico y tabaquero.

El Tribunal Supremo dice en su sentencia que el motivo a dilucidar en la misma consistía en determinar si el producto comercializado por el acusado era mera hoja de tabaco o es encuadrable dentro del concepto de “las labores de tabaco”.  Y dilucida que no, que no son labores de tabaco, todos ellos genero estancado, y que en definitiva significaría y constituiría su comercialización, de ser labores, el contrabando tipificado como delito en nuestro ordenamiento penal.

En ese sentido el Tribunal Supremo rebate la sentencia de instancia, manifestando entre otras cosas que la misma, hizo un uso extensivo y amplio del contenido y significado de “labores de tabaco”, y en consecuencia anula la sentencia condenatoria.

La polémica viene dada por el voto particular de dos magistrados del Tribunal Supremo, que afirman su desacuerdo con una interpretación restrictiva del concepto normativo de labores de tabaco, ya que el producto comercializado por el acusado “tabaco curado, total o parcialmente desvenado”, las hojas de tabaco, quedarían integradas en la categoría de “demás tabacos para fumar”, y por lo tanto si serían labores de tabaco, con lo que el comportamiento del acusado sería punible con arreglo a la normativa relativa al contrabando.

En el mundo tabaquero son dos las polémicas abiertas. Por un lado muchos se preguntan hasta que punto esta sentencia no estaría abriendo las puertas a una distribución similar llevada a cabo por nuevos comercializadores de hojas de tabaco. Por otro, está la cuestión de la imagen y de las percepciones, y es indiscutible que la sentencia del Tribunal Supremo ha generado una imagen y percepción negativa en el mundillo, ya que la misma se ha recibido con bastante insatisfacción dadas las posibilidades de negocio que podría crear la misma, en detrimento de los estanqueros.

Miguel Hedilla de Rojas

Abogado

Hedilla Abogados S,L

 

 

 

¿Qué productos no se pueden vender en el estanco?

By | Asesoría legal para estancos | No Comments

La tendencia actual es que el estanco se convierta en un punto de referencia no sólo para los fumadores, sino también para aquellas personas que estén buscando otro tipo de productos y servicios. Es por ello, que a la hora de ampliar tu catálogo de productos en venta, debes tener en cuenta, cuáles sí y cuáles no puedes tener dentro de tu estanco.

¿Por qué no se pueden vender en el estanco determinados productos? Principalmente por motivos de seguridad y salubridad. En concreto el Real Decreto 1199/1999, de 9 de julio, aprobado por el Real Decreto 748/2014, de 5 de septiembre, permite la libre comercialización de otros productos o la prestación de servicios, sin más requisito que la presentación de una declaración responsable ante el Comisionado para el Mercado de Tabacos

Esta venta siempre se puede dar a no ser que afecte al perjuicio de las facultades de comprobación, control e inspección del propio Comisionado que, en cualquier momento podrá acordar motivadamente su ineficacia, previa verificación de que dicha comercialización afecta a la debida conservación y comercialización del tabaco y timbre del Estado o a la seguridad de los usuarios.

¿Qué productos no se pueden vender en el estanco?

En primer lugar y, por cuestiones de salubridad, no se pueden comercializar productos alimenticios no envasados. Asimismo, ambientadores, perfumes, colonias o desodorantes también suelen ser no autorizados por el Comisionado, principalmente, porque es posible que puedan impregnar su aroma en los productos del tabaco. Tampoco se podrán vender artículos de pirotecnia, básicamente por motivos de seguridad y conservación.

Por otro lado, los estanqueros no podrán contar con artículos de ropa y calzado, así como la recogida de prendas y calzado para su entrega en lavanderías, siempre y cuando, se les permita a los consumidores probárselo en el mismo establecimiento. El principal motivo está en que requieren de una mayor atención por parte del personal del estanco a la hora de venderlos. Por último, tampoco se podrá vender mobiliario y electrodomésticos, así como la de juguetes, dulces o refrigerios que tengan forma de productos de tabaco.

 

 

 

El decálogo del buen estanquero

By | Asesoría legal para estancos | No Comments

Ser estanquero es una profesión que requiere de grandes dosis de dedicación, esfuerzo y, sobre todo, de una actualización constante no solo en materia de productos, también en cuanto a legislación. Llegar a ser un buen estanquero es una labor ardua, pero no te preocupes, hoy te presentamos los 10 puntos más importantes que debes tener en cuenta para marcar la diferencia con tu expendeduría.

Este decálogo reúne los puntos más importantes establecidos en la Ley 13/1998 de 4 mayo de Ordenación del Mercado de Tabacos y Normativa Tributaria. Estos puntos, a pesar de ser de vital importancia, muchas veces pasan desapercibidos porque apenas hay tiempo para poder consultarlos. De este modo es fundamental tener en cuenta esto para conocer el funcionamiento del estanco:

  1. El mercado de tabacos español se rige a través de un modelo de monopolio estatal a través de la Red de Expendedurías de Tabaco y Timbre, es decir, los estancos. Este modelo se aplica en todo el territorio nacional a excepción de las Islas Canarias.
  2. Los precios de venta al público de los productos del tabaco son establecidos por los fabricantes o, en su caso, sus representantes o mandatarios en la Unión Europea. Para ello,  los fabricantes e importadores pondrán los precios en conocimiento tanto del Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Estatal de Administración Tributaria a los efectos prevenidos en la normativa reguladora de los Impuestos Especiales, como del Organismo autónomo Comisionado para el Mercado de Tabacos a efectos de su publicación, en el plazo máximo de un mes, en el «Boletín Oficial del Estado».
  3. ¿Qué requisitos se deben cumplir para ser estanquero? Deben ser necesariamente personas físicas, nacionales de cualquiera de los Estados de la Unión Europea, no podrán ser titulares de otra expendeduría o de un punto de venta con recargo, ni podrán tener vinculación profesional o laboral con cualquiera de los importadores, fabricantes o distribuidores al por mayor del mercado de tabaco, salvo que dicha vinculación finalice antes de la adjudicación definitiva de la expendeduría. A pesar de esto, sí que podría mantener una vinculación laboral o profesional con otros operadores mayoristas a los exclusivos efectos de realizar la introducción de labores de tabaco. No podrán solicitar la transmisión ni participar en subastas aquellos titulares de expendedurías que hayan sido sancionados por una infracción muy grave en los últimos cinco años, o dos graves, en los últimos tres años, siempre que sean firmes en vía administrativa.
  4. La concesión del estanco se realizará previa convocatoria de un procedimiento de subasta, en la que se adjudicará al mejor precio ofertado. A su vez, la concesión tendrá una duración de veinticinco años. Dentro del plazo de concesión, las expendedurías pueden ser transmitidas a cualquier persona física que reúna los requisitos exigidos para ser concesionario, previa autorización del Comisionado para el Mercado de Tabacos.
  5. Punto de venta con recarga, el segundo canal. Las autorizaciones para la venta con recargo las concede el Comisionado para el Mercado de Tabacos. Los titulares de autorización para la venta con recargo deberán abastecerse necesariamente a los precios de tarifa, en la expendeduría del término municipal de que se trate, de entre las tres expendedurías más próximas al lugar cuyo servicio se pretende atender. En el caso de los cigarros la elección podrá hacerse entre las tres expendedurías más próximas que dispongan de las instalaciones adecuadas para su conservación, con diversidad de vitolas, y que garanticen un suministro inmediato.
  6. El margen de la venta de productos del tabaco es del 8,5% salvo para los cigarros, que es de un 9%.
  7. En cuanto a la apariencia, los estancos no podrán identificarse externamente con elementos propios logotipos o rótulos de ningún fabricante o distribuidor.
  8. El estanquero tendrá que actuar con criterios eminentemente comerciales orientados a la mejor atención del servicio al público en cuanto a días y horario de apertura y cierre y a la suficiente y adecuada localización geográfica de las expendedurías, con arreglo a lo que disponga el estatuto concesional y las normas reglamentarias.
  9. La concesión del estanco incluye el pago de un canon cuyo importe se basa en criterios de población y de volumen de negocio.
  10. Apuesta por la adaptación. El estanco es un negocio que siempre ha estado expuesto a cambios de todo tipo, asúmelos y enfréntate a ellos para ser un referente dentro del sector.

¿Dónde se da el libre mercado de tabacos en España?

By | Asesoría legal para estancos | No Comments

No, no hay que alarmarse de momento, no se va a liberalizar el mercado de tabacos. En este artículo de hoy, vamos a hablar de los mercados pertenecientes a nuestro país, en los que no existen limitaciones a la hora de vender tabaco, es decir, como si se tratara de un mercado libre. Asimismo vamos a analizar en qué zonas se da esta particular situación y quién puede vender productos del tabaco en su establecimiento.

En primer lugar, vamos a ver en qué zonas se da la liberalización del mercado de tabacos y por qué. Según la Ley 38/1985, de 22 de noviembre, del Monopolio Fiscal de Tabacos, establece que las limitaciones de venta reflejadas en esta Ley, no se aplican en las Islas Canarias. En este caso, el único que se da en nuestro país, el mercado de tabaco no se limita al monopolio que hemos conocido durante tantos años, si no que se pueden vender productos del tabaco en otro tipo de establecimientos.

¿Quién puede vender tabaco en un mercado libre?

En principio, cualquier persona física o jurídica con capacidad legal para el ejercicio del comercio podrá realizar las actividades de venta de labores de tabaco siempre y cuando no se den una serie de circunstancias que limitan esta actividad. Para la persona interesada en vender tabaco en el mercado canario, debe tener en cuenta de que no podrá hacerlo si se da el escenario de:

a) Estar declarada en quiebra o suspensión de pagos en España o situaciones equivalentes en su país de origen, o incursa en procedimiento de apremio como deudora de cualquier Administración pública.

b) Haber sido condenada o sancionada mediante sentencia firme o resolución administrativa de igual carácter por delito o infracción administrativa de contrabando o por delito contra la Hacienda Pública.

c) Ser titular de una expendeduría de tabaco y timbre, de una autorización de punto de venta con recargo, o de una expendeduría de tabacos de régimen especial de las previstas en la disposición adicional séptima de la presente Ley.

Sobre este último punto, hay que tener en cuenta que  están exentos de esta limitación los titulares de expendedurías de tabaco y timbre de labores de tabaco que tengan la condición de mercancías comunitarias según el artículo 4.7 Reglamento (CEE) n.º 2913/1992, de 12 de octubre de 1992, por el que BOLETÍN OFICIAL DEL ESTADO LEGISLACIÓN CONSOLIDADA Página 4 se aprueba el Código aduanero comunitario procedentes de otros Estados de la Unión Europea, sin perjuicio del cumplimiento de la normativa fiscal aplicable.

¿Qué otros requisitos son necesarios?

Los expendedores de tabaco y timbre, que habrán de ser necesariamente personas físicas, nacionales de cualquiera de los Estados de la Unión Europea,  no podrán tener vinculación profesional o laboral con cualquiera de los importadores, fabricantes o distribuidores al por mayor del mercado de tabaco, salvo que dicha vinculación finalice antes de la adjudicación definitiva de la expendeduría. No obstante, los titulares de expendedurías de tabaco y timbre podrán mantener una vinculación laboral o profesional con otros operadores mayoristas a los exclusivos efectos de realizar la introducción de labores de tabaco.

Pasos a seguir para vender otros productos en el estanco

By | Asesoría legal para estancos | No Comments

Está claro que el estanco ha pasado a ser un punto en el que los consumidores van a por algo más que tabaco. El mayor nivel de especialización y la apertura a otros productos y servicios, son las principales vías de negocio paralelo que mejor funcionan para la sostenibilidad de las expendedurías. Eso sí, para vender otros productos en el estanco es necesario realizar un trámite previo que, a continuación te vamos a explicar. Paso a paso.

En 2014, en concreto el 11 de octubre, se publicó en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el modelo de declaración responsable para la comercialización de otros productos o la prestación de servicios en expendedurías de tabaco y timbre. ¿Esto qué significa?

Pues bien, el nuevo reglamento permite la comercialización de otros productos o servicios con un  único requisito: presentar una declaración responsable ante el Comisionado para el Mercado de Tabacos. En lo que se refiere a la práctica, el estanquero interesado en vender otros productos en el estanco que no sean tabaco y timbre, artículos de fumador, papelería y/o librería deberán comunicárselo al Comisionado a través de este documento. Descárgalo aquí.

Por otro lado, este documento ha de cumplimentarse en letras mayúsculas, de forma clara y en su totalidad. Asimismo el Comisionado exige que la relación de productos a comercializar se realice de forma detallada evitando referencias generales tales como “varios o etcétera” que impidan la identificación de todos los productos.

¿Qué otros productos puedo vender en el estanco?

  • Servicios de paquetería y mensajería.
  • Aperitivos, snacks, bollería y frutos secos envasados.
  • Refrescos, aguas, zumos y demás bebidas sin alcohol.
  • Cervezas, vinos y bebidas alcohólicas de cualquier graduación.
  • Helados envasados.
  • Bisutería y Marroquinería.
  • Artículos de regalo y decoración.
  • Servicios de pagos y transferencias telemáticas y servicios financieros.
  • Prensa, revistas y coleccionables.
  • Servicios de copistería.
  • Artículos y servicios para ocio, viajes, celebraciones y espectáculos.
  • Loterías y Apuestas.
  • Chicles, caramelos y golosinas envasadas.
  • Artesanía y Souvenirs.
  • Joyería, Bisutería y Relojería.
  • Juegos y artículos de ocio orientados a público adulto.
  • Artículos de electrónica.
  • Artículos de informática y nuevas tecnologías.
  • Artículos y servicios de telecomunicaciones.
  • Artículos y servicios de fotografía, vídeo y televisión.

¿Qué otros productos no puedo vender en el estanco?

En primer lugar y, por cuestiones de salubridad, no se pueden comercializar productos alimenticios no envasados. Asimismo, ambientadores, perfumes, colonias o desodorantes también suelen ser no autorizados por el Comisionado, principalmente, porque es posible que puedan impregnar su aroma en los productos del tabaco. Tampoco se podrán vender artículos de pirotecnia, básicamente por motivos de seguridad y conservación.

Por otro lado, los estanqueros no podrán contar con artículos de ropa y calzado, así como la recogida de prendas y calzado para su entrega en lavanderías, siempre y cuando, se les permita a los consumidores probárselo en el mismo establecimiento. El principal motivo está en que requieren de una mayor atención por parte del personal del estanco a la hora de venderlos. Por último, tampoco se podrá vender mobiliario y electrodomésticos, así como la de juguetes, dulces o refrigerios que tengan forma de productos de tabaco.

 

 

La tarjeta Multi se seguirá vendiendo en los estancos

By | Noticias de estancos | No Comments

Los estancos seguirán vendiendo la Tarjeta Muti, conocida popularmente como abono transportes, durante los próximos cinco años. Eso ha sido posible gracias al contrato firmado con la Comunidad de Madrid para mantener la red de venta.

Este acuerdo es una gran noticia para los estanqueros de la Comunidad de Madrid, que verán ampliado este servicio durante cinco años más. Asimismo, la importancia de este hecho reside en que el estanco se convierte en el punto de referencia del público no necesariamente fumador y que puede aportar un extra sobre las ventas.

Desde el Consorcio de Transportes han indicado que el acuerdo se ha firmado por un total de 11,2 millones de euros. Los usuarios de la red de transportes dispondrán en total de al menos 1.100 puntos de venta para adquirir el abono transportes.

En 2017, con el cambio de soportes en formato magnético para los abonos transporte y los billetes no personalizados, se ha abierto una nueva oportunidad para ampliar la venta de productos relacionados con el transporte.

Para concluir, la Consejería de Transportes ha indicado que el contrato tenía que licitarse para mantener la red de venta ya establecida. Asimismo, dichas tarjetas se pueden adquirir en las propias máquinas expendedoras de las estaciones de Metro y Metro Ligero por 2,5 euros.

Las obligaciones del estanquero

By | Asesoría legal para estancos | No Comments

Ser el titular de una expendeduría de tabaco conlleva, además de la venta de productos y su gestión comercial, una serie de responsabilidades implícitas. De hecho, el incumplimiento de alguna de estas obligaciones puede derivar en distintas sanciones que van desde las leves hasta las más graves. Es por ello que se convierte en necesario conocer estas obligaciones para evitar sustos.

Estas obligaciones con las que debe cumplir el estanquero, están registradas en el Real Decreto 1199/99, de 9 de julio, de desarrollo de la
Ley 13/98, de 4 de mayo, de Ordenación del Mercado de Tabacos y Normativa Tributaria.

Las obligaciones del estanquero

Sobre los productos
1) Tener a la venta en su establecimiento los productos que en cada
momento comercialicen los distintos distribuidores y que el mercado
demande, realizando una adecuada gestión de las existencias, que
permita mantener suficiente margen de seguridad sobre las ventas
previstas para el período entre suministros.


2) Garantizar el adecuado almacenamiento y conservación de las
labores de tabaco, rotándolo en forma tal que su envejecimiento no
incida en su calidad o características, y manipulándolo de forma
adecuada para que no se produzcan deterioros en el mismo.


3) Exhibir los productos en forma adecuada y neutral respecto a marcas,
fabricantes o distribuidores.


4) Exponer, en lugar visible del establecimiento, el título de la concesión,
así como cualesquiera otras noticias, rótulos o carteles que establezca el
Comisionado para el Mercado de Tabacos.

Relativas al establecimiento y el trato al consumidor


5) Mantener las instalaciones en adecuado estado de pulcritud y
dignidad requeridas para la atención al consumidor.


6) Dirigirse al cliente con la debida cortesía, facilitando su elección con la
información que se requiera, sin inclinar capciosamente la elección hacia
productos determinados. En particular deberá vigilar escrupulosamente
el cumplimiento de la normativa establecida en relación con la venta a
menores y demás disposiciones dictadas en materia sanitaria en
relación con la venta de tabaco.


6) Mantener unas adecuadas condiciones de servicio al público
mediante la apertura del establecimiento durante el horario comercial
que resulte más usual en la zona, con respeto en todo caso de la
legislación vigente en cada momento y de un horario mínimo de apertura
coincidente entre las nueve y las trece treinta horas y las diecisiete y las
veinte horas, excepto sábados tarde y festivos.

Los horarios que restrinjan la apertura respecto de los mínimos indicados requerirán la autorización del Comisionado, previa justificación de su conveniencia. En todo caso el horario de apertura estará expuesto al público.

Relativas al cumplimiento de las normas específicas

7) Cumplir las obligaciones que respecto de la gestión personal de la
expendeduría y deber de residencia se establecen en el Real Decreto
1199/99, de 9 de julio. A todos los efectos relacionados con los
expedientes tramitados por el Comisionado, se entenderá que el
domicilio es el lugar en que la expendeduría se encuentre ubicada.


8) No realizar actos que afecten a la neutralidad del mercado ni
supongan competencia desleal respecto de otras expendedurías.


9) Tener a disposición del público una lista o tarifa de los precios de venta
al público de las labores de tabaco que se comercialicen.


10) Responder personalmente de las acciones u omisiones que supongan
incumplimiento de la normativa concesional imputables a sus empleados
o familiares afectos a la actividad.


11) Abonar al distribuidor mayorista los pedidos suministrados en las
condiciones y plazos correspondientes.


12) Acreditar la superación de los cursos de formación para el ejercicio
de la actividad del estanco que a tal efecto se homologuen por el
Comisionado para el Mercado de Tabacos.


13) Igualmente están obligados al cumplimiento de cualesquiera otros
deberes reconocidos en la presente norma, en otras disposiciones
legales o en el pliego de condiciones de la respectiva concesión.

La donación de un estanco paso a paso

By | Noticias de estancos | No Comments

La donación de un estanco es una de las opciones más habituales cuando se trata de un negocio familiar que se quiere transmitir de padres a hijos. Con este tipo de operaciones se debe tener especial cuidado, sobre todo, con las obligaciones fiscales que puedan generar o con el estado de las cuentas del negocio que se va a donar.

Si estás valorando la posibilidad de realizar la donación de un estanco pero, aún no lo ves del todo claro, te vamos a exponer una serie de motivos por los que sería una de las mejores opciones, tanto para ti como para la persona beneficiaria.

¿Qué motivos te pueden llevar a realizar la donación de un estanco?

Por lo general, una persona que se plantea donar su estanco, suele ser alguien que ya ha llegado al final de su vida laboral y quiere que el negocio continúe en buenas manos. Asimismo, cabe destacar que esta intención de “dejar el negocio en buenas manos” siempre pasa por dejárselo a un familiar directo para que no se pierda la esencia.

Dicho esto, hay tres motivos principales por los que una persona puede decidir donar tu estanco:

  • Incapacidad
  • Nuevos proyectos
  • Jubilación

Cuando hablamos de incapacidad, nos referimos a una situación que va a impedir que se pueda gestionar el estanco como se venía haciendo habitualmente, por ejemplo: cuestiones de salud. También y, como hemos mencionado con anterioridad, quieras afrontar la jubilación asegurando el futuro de tu familia con la donación de un negocio estable y rentable.

Asimismo, es muy posible que te quieras embarcar en un nuevo proyecto y una de tus opciones sea  donar tu negocio, así como si vas a afrontar tu jubilación. Obviamente, el proceso de donación no te va a reportar un beneficio, pero es posible que te genere gastos u obligaciones fiscales que analizaremos más adelante.

¿Qué debes tener en cuenta?

Antes de comenzar cualquier trámite, es importante saber que el Comisionado para el Mercado de Tabacos no autorizará en principio la transmisión de la expendeduría si tiene conocimiento de deudas pendientes sujetas a embargos administrativos o/y judiciales. Más allá de eso, tanto es traspaso como la donación de una administración de loterías es libre y a la hora de hacerlo sólo le pedirán rellenar  una serie de documentos.

También debes tener en cuenta la antigüedad de la licencia. Si tu concesión administrativa es anterior al año 2005 no existe ningún impedimento, presentando la documentación adecuada puede hacerlo sin problemas. Si has adquirido tu concesión después año 2005 tendrás que consultar los años de vigencia que te quedan para poder realizar el nuevo traspaso.

Sabiendo esto, lo siguiente que se debe hacer es elegir el familiar al que se va a donar el negocio y presentar la documentación necesaria para realizar el cambio de titularidad. Asimismo, se recomienda hacerlo mediante escritura pública en lugar de documento privado. La principal razón es que si se hace a través de escritura pública el donante se puede aprovechar de las diferentes ventajas fiscales.

¿A quién se suele donar un estanco?

Este proceso se suele dar entre padres que donan el negocio a sus hijos o entre otros familiares. En cambio, cuando se cede/traspasa una Administración de Loterías, el cedente viene obligado a incluir en su declaración de la renta (IRPF) el incremento patrimonial producido, consistente este en restar del valor de venta el valor de compra,  al resultado se le aplica el tipo que rija para la base imponible del ahorro que es, de momento hasta el 2014, el 21% para los primeros 6.000 euros, el 25% para los siguientes 18.000 y el 27% para el resto de la ganancia patrimonial que supere los 24.000 euros. Esta es la regla general a fecha de hoy ante cesiones/transmisiones a terceros no familiares.

Cuidado: una donación puede generar incremento patrimonial

Sí ya que, al no haber venta, el valor de la transmisión que se utiliza para estimar el cálculo del incremento patrimonial es el que establece el impuesto de donaciones, menos los gastos asumidos por el donante de la administración. De este modo, el valor de adquisición se va a calcular de la misma manera que en el ejemplo indicado anteriormente. La diferencia que es la ganancia obtenida se somete a los tipos aplicables en la Tabla de la Base imponible del ahorro. En este caso se aplica un 19% para cantidades hasta 6.000 euros, el 21% para un tramo entre 6.000 y 50.000, y el 23% para aquellas ganancias que superen los 50.000 euros.

¿Me puedo acoger a beneficios fiscales en caso de donación?

Desde luego, siempre y cuando, el donante tenga 65 años o más o esté en situación de incapacidad en grado de absoluta o gran invalidez, deje de ejercer su labor y de obtener remuneraciones por la administración, que el año anterior al menos el 50% de sus ingresos en el IRPF provengan de la actividad. Por otro lado, es de obligado cumplimiento que el hijo, familiar, cónyuge, ascendentes o colaterales hasta tercer grado, ya sea por consanguinidad o afinidad, mantengan el negocio durante 10 años.

¿Qué debo hacer si quiero cambiar de lugar un estanco?

By | Asesoría legal para estancos | No Comments

El sector del estanco es uno de los que mayor regulación tienen en nuestro país, por no decir el más regulado. Es por este motivo que tanto los estanqueros más veteranos, como los que acaban de aterrizar, deben conocer toda la legislación que afecta al punto de venta. Esto se debe, básicamente, a que es un sector en constante regulación y sometido a nuevas normativas.

En este caso vamos a hablar de la normativa por la que se rige el cambio de emplazamiento de un estanco. Antes de comenzar, es muy importante tener en cuenta la antigüedad que se tiene como propietario de la licencia de estanco y, además, la distancia mínima entre estancos. Lo vemos a continuación.

Consideraciones previas antes de cambiar de lugar un estanco

Los titulares de una expendeduría podrán variar su emplazamiento respetando, en todo momento, las limitaciones previstas en el Real Decreto 1199/99, previa autorización del Comisionado. En los supuestos de cambio de emplazamiento el nuevo local en que se ubique la expendeduría habrá
de guardar las distancias señaladas en el artículo 35 del citado RD.

¿Cuál es la distancia mínima que debe haber entre dos expendedurías?

Pues como se cita en el artículo 35 del Real Decreto 1199/99, la distancia mínima es de 150 metros. Es fundamental tener esto en cuenta antes de cambiar de lugar un estanco.

Los supuestos de cambio de emplazamiento procederán, incluso en el caso de que su autorización supusiera el cambio de clasificación de la expendeduría.

¿Cómo se clasifican las expendedurías?

Pues básicamente se diferencia entre expendedurías generales, que son los establecimientos comerciales instalados en locales independientes, que tengan por objeto principal la venta al consumidor, a los precios de tarifa de los productos. Por otro lado, están las que se denominan expendedurías de carácter complementario a las que se autoricen en aquellas localidades o núcleos de población, en especial en zonas rurales, donde por su reducido número de habitantes, escasa rentabilidad prevista o cualquier otra causa, no resulte viable la instalación de una expendeduría general.

En el traslado de una expendeduría también se dan excepciones. Por ejemplo, podrán ser autorizados, previo informe del Comité Consultivo, aquellos cambios de ubicación que, aunque no cumplan los requisitos establecidos en el Real Decreto, mejoren sus instalaciones y aumenten distancias con respecto a la expendeduría más cercana.

¿Qué período mínimo debe transcurrir desde que se tiene la licencia hasta realizar el cambio de ubicación?

El cambio de emplazamiento no se podrá conceder hasta transcurridos tres años desde la toma de posesión de una nueva expendeduría adjudicada, salvo casos de fuerza mayor. Se entenderá incluida en el área de actuación de cualquier expendeduría aquella nueva localización que se encuentre, respecto de la originaria, a una distancia inferior a 150 metros.

 

 

¿Cómo reconocer un buen estanco?

By | Noticias de estancos | No Comments

Para cualquier estanquero su negocio es el mejor, es obvio, es como si les preguntamos a unos padres qué opinión tienen sobre sus hijos. A pesar de la alta estima que tengamos al estanco, esto no va a ser, desgraciadamente, determinante a la hora de saber si se es propietario de un buen estanco. La clave está en la objetividad.

Este artículo está dirigido tanto a compradores como a vendedores puesto que, les va a ayudar a unos a identificar bien una oportunidad para invertir y, a otros, para evaluar de manera objetiva y hacer mejoras dentro de su propio negocio.

En primer lugar, para identificar un buen estanco vamos a centrarnos en el local. En concreto del tamaño y la ubicación, dos factores que van de la mano. Si por ejemplo, un estanco tiene un tamaño reducido, esto nos limita a la hora de incorporar nuevos servicios y productos aunque si, se encuentra en una zona de máxima afluencia, este factor será de mayor peso que el tamaño. De este modo, este estanco tendría un punto favorable.

Por otro lado, se pueden encontrar estancos de gran tamaño pero en zonas con poca afluencia. En este caso, se pueden ofrecer un mayor número de servicios y productos, pero hay que tener en cuenta el esfuerzo por captar y atraer a clientes tanto como si son o no son consumidores de productos del tabaco.

Resumen

Estanco de pequeño tamaño pero con afluencia alta se puede considerar como atractivo, al igual que un estanco de gran tamaño en una de poco tráfico, aunque hay que emplear un mayor esfuerzo.

¿Qué tipo instalaciones van a definir a un buen estanco?

En este aspecto podemos identificar un punto clave: la cava de cigarros. Si un estanco cuenta con una cava de puros, es sinónimo de que se trata de un establecimiento especializado y, por ende, que atrae a un público muy específico con un ticket medio, por lo general, más alto de lo habitual. Asimismo, hay que tener en cuenta que una cava de puros tiene un mantenimiento periódico que va a generar unos costes fijos, pero es muy rentable si se explota de manera adecuada.

Si el estanco dispone de un terminal mixto de loterías, también hay que considerarlo como un punto a su favor. Con ello se va a potenciar que otros clientes no fumadores pasen por el establecimiento con la posibilidad de realizar ventas cruzadas.

El escaparate es otro buen indicador. Si el local cuenta con un escaparate vamos a considerarlo como un buen estanco. La posibilidad de exhibir productos (que no sean tabaco), va a ofrecer al consumidor un buen gancho a la hora de entrar a realizar alguna compra de un accesorio, cachimbas, artículos para fumador, vapeadores, etc., o simplemente para proyectar una buena imagen de la expendeduría.

¿Los servicios adicionales también cuentan?

Desde luego. Si una expendeduría puede ofrecer servicios como recogida de paquetería, entradas, carga de abonos transporte o retirada de dinero en efectivo, podemos considerarlo con un buen estanco. Es importante saber que estos servicios adicionales, a pesar del reducido margen que ofrecen al estanquero, son un gancho ideal para atraer a otro público y que tengan el establecimiento en mente para cualquier tipo de compra.

Para concluir, también hay que tener en consideración otros factores como el volumen de facturación, beneficios, comisiones o si tienen su propio club de fumadores. A priori, estos son elementos que se van a evaluar en una segunda fase, pero para tener una visión rápida, podemos utilizar los ya citados para definir a un buen estanco.

Hedilla Abogados te mantiene informado sobre toda la actualidad y noticias de estancos para que conozcas el sector en el que ya te encuentras, o en el que por el contrario, vas a aterrizar. Nuestra amplia experiencia en el sector de traspaso de estancos nos brinda la oportunidad de transmitirte una visión objetiva para que tomes las mejores decisiones.

Llámanos al 913 56 63 88