Nuevos plazos para autónomos en relación al periodo de carencia y amortización de los ICO

El pasado martes 11 de mayo el Gobierno aprobó un decreto el cual pospone 5 meses la fecha límite que tienen los autónomos para solicitar la ampliación de los plazos de amortización y de carencia de sus créditos ICO (Instituto de Crédito Oficial), concretamente hasta el 15 de octubre.

Dicha norma aparece recogida en la disposición cuarta del Real Decreto-ley 5/2021, la cual aparece de la siguiente manera:

“La solicitud de las medidas de ampliación tanto del periodo de carencia como amortización de los préstamos ICO por parte del deudor a la entidad no podrá ser más tarde del 15 de octubre de 2021″

Este decreto surge con la intención de dar un pequeño margen a aquellas PYMES y autónomos que, a raíz de la pandemia mundial, han visto imposibilitadas sus opciones de solicitar dichos créditos por las deudas que vienen teniendo recientemente con las entidades bancarias. Concretamente, según el Consejo General de Gestores Administrativos el 23% de los pequeños negocios no sería capaz de solicitarlos.

Esta normativa sigue exigiendo a aquellos interesados la condición de estar libre cargas, pero les ofrece estos cinco meses extra para solventar dichas obligaciones pendientes. También se ha ampliado el periodo de devolución del crédito de los 8 años indicados previamente a los 10 años, y el periodo de carencia. Este último dependerá de cada caso en función de lo pactado entre el autónomo o pyme y su entidad bancaria.

Todo esto les facilitará el no tener que devolver el capital solicitado mediante el crédito, junto con el pago de una cuota mensual más reducida.

¿Qué requisitos necesito para retrasar el pago de los créditos ICO?

Entre los requisitos necesarios para poder atrasar el pago del crédito ICO indicados tanto por el Instituto de Crédito Oficial como por el Gobierno podemos destacar los siguientes:

  • Tener domicilio social en España.
  • Haberse visto afectado en materia económica por el Covid-19.
  • Ni la operación de financiación avalada ni ninguna otra financiación otorgada a ese cliente se encuentre impagada por un periodo superior a 90 días.
  • No figurar en situación de morosidad por el Central de Información de Riesgos del Banco de España (CIRBE).
  • No estar sujeto a un procedimiento concursal.
  • Cumplir con los límites establecidos en la normativa de Ayudas de Estado de la Unión Europea.
  • La facturación haya sufrido una caída de un mínimo del 30% en 2020 con respecto a 2019.

 

¿Necesitas ayuda? Te escuchamos



Llámanos al 913 56 63 88

Abrir chat
1
💬¡Hola! ¿Necesitas ayuda?
¡Hola, te damos la bienvenida a Hedilla Abogados! ¿En qué podemos ayudarte?