fbpx

Cuando aplicar la retención del 7% en autónomos

Los autónomos deben incluir el IVA y en ocasiones el IRPF al presentar la factura. Las últimas medidas fiscales aprobadas para fomentar el trabajo por cuenta propia incluyen una posibilidad de aplicar la retención del 7% en autónomos. Sin embargo, esta cantidad solo se puede utilizar en determinadas circunstancias.

Circunstancias en las que se debe aplicar

Cuando estos documentos se producen para otros autónomos o empresas, el IRPF es la retención a cuenta que se aplica a las facturas. Aquellos profesionales que hayan trabajado por cuenta propia durante un período de tiempo considerable, deben solicitar el IRPF del 15% el año en que se dieron de alta y más de dos años. No obstante, cuando los autónomos se dan de alta por primera vez y hasta que finalice este plazo, sólo pueden practicar una retención en sus facturas de solo el 7%.

Es importante señalar que cuanto menor sea el porcentaje aplicado, menor será el impuesto a pagar, por lo que esto es una ventaja para los nuevos autónomos.

Los expertos advierten que lo que puede ser una ventaja a corto plazo puede no serlo a largo plazo. Los profesionales no retenerán el 15% de las facturas, sino solo el 7% cuando hacen declaraciones trimestrales, dijeron. Esto supondrá más financiación para los profesionales. Aun así, no es necesariamente una ventaja a la hora de presentar la declaración anual del IRPF.

Aplicación opcional

Por ello, lo que los profesionales no retengan en sus declaraciones trimestrales del IRPF, lo tendrán que ingresar en sus declaraciones anuales. “No es una medida de gracia. Es decir, no es una desgravación fiscal para el autónomo que empieza, por lo que aquello que no haya retenido durante el año en las autoliquidaciones trimestrales, tendrá que pagarlo a Hacienda de todas formas cuando haga su declaración anual de IRPF”

Aplicar el 7% de IRPF a las facturas es opcional. Esto quiere decir que si el profesional está empezando, también puede elegir por aplicar el 15%. Para ello, deberá tener en cuenta su volumen de facturación. Si es muy elevado tal vez no sea buena idea aplicar el 7% de IRPF, mientras que si el volumen de facturación es bajo, aplicar el tipo reducido sí podría ser una ventaja.

Para cualquier duda puede contactar con nuestros expertos de Hedilla Abogados al nº913 56 63 88 o por la página web.

¿Necesitas ayuda? Te escuchamos



Llámanos al 913 56 63 88

Abrir chat
1
💬¡Hola! ¿Necesitas ayuda?
¡Hola, te damos la bienvenida a Hedilla Abogados! ¿En qué podemos ayudarte?